miércoles, junio 04, 2008

¿Se viene el escrache?

(click en la imagen para agrandarla)

Los controles de precios jamás funcionaron. La historia económica registra innumerables ejemplos de ello, de Diocleciano a Galbraith y de Confucio a Perón. Y ni un solo éxito.

Quizá reconociendo esto, el gobierno provincial ha decidido ir un paso más allá, instrumentando controles sobre, según dice la norma, los márgenes de ganancias de los comercios. De manera que algunos funcionarios públicos dedicarán una parte importante de su tiempo a elaborar un "cuadro comparativo de precios, indicando los locales comerciales a los que corresponden" y luego, según señaló el ministro Aramburú, el gobierno "emitirá opinión sobre el margen de utilidades que obtienen los establecimientos relevados".

No se sabe qué ocurrirá después. Supongamos que Ud. tiene un mercadito, y que el gobierno provincial opina que sus márgenes de ganancia son demasiado altos. ¿Se lo escrachará, pintando en las paredes de su casa o negocio consignas como "Abusivo"? ¿O se le acusará ante la justicia por algún supuesto delito?

Salvando las distancias, ¿no suena esto demasiado parecido a los escraches de los nazis contra los comerciantes judíos?

¿Qué vendrá después? ¿La provincialización de los comercios?

1 comentario:

ars dijo...

Digo: ¿No sería más conducente que la actual gestión de gobierno se ocupe de, precisamente, "gestionar", esto es hacer cosas en vez de llenar papeles, y papeles, y más paples, mientras nadie hace nada de nada?
Vamos a ir reservando un "preciómetro" que, obviamente, será totalmente inútil.