domingo, febrero 07, 2010

Conociendo a Michael Zisman

Michael Zisman es un bandoneonista muy joven, ya que nació en 1982 en Berna, Suiza. Hijo de un violinista, director y compositor argentino, Daniel, y de su esposa suiza, a los ocho años de edad tomó contacto con el instrumento a través de Daniel Binelli, nada menos, quien por entonces integraba un conjunto de su padre. Desde ese momento supo que el bandoneón lo acompañaría toda su vida.

Tres años más tarde debutó sobre un escenario en Ginebra, cuando Leopoldo Federico (otra vez: nada menos) lo invitó a subir para tocar un bis con su conjunto. Insisto: tenía 11 años de edad, y tocó con Federico y Atilio Stampone en el piano...

Y para rematar las referencias, vale anotar lo que dijo de él tras escucharlo Roberto Goyeneche (y, sí: nada menos): "¡Este pibe es Piazzolla, es Mozart!"

Además de tocar tango y grabar integrando diversas agrupaciones (en dúos con su padre y con el guitarrista Sebastián Fulgido; en un trío junto a este último y el contrabajista Winfried Holzenkamp; y con el quinteto dirigido por Daniel Zisman), ha incursionado en el jazz, grabando discos de este género con varios grupos.

Les dejo aquí un video donde Michael Zisman interpreta como solista un potpourri de temas de Astor Piazzolla (Verano porteño, Muerte del ángel, Decarísimo, Lo que vendrá y Adiós Nonino) dando muestras tanto de su virtuosismo (por momentos, parece que sonaran dos bandoneones) como, no menos importante, de su sensibilidad.

Después de paladearlo, recomiendo visitar ars para disfrutar de otra excelente actuación suya pero en el campo del jazz, formando parte de un cuarteto dirigido por Adrián Iaies (ehhh: nada menos). Como se ve, el pibe se codea con gente interesante...

P.D.: Zorombático, espero que te guste...

4 comentarios:

ars dijo...

Grande Mastro. Usted es un troesma. Y, si al quía no le gusta, es que ha perdido el rumbo...

Mastrocuervo dijo...

El quía la tiene clara, Frankye, es un piazzolleano...

Zorombático dijo...

Tocayo, este es un fenómeno! Me encantó y hasta me atreví a comprar en línea uno de sus discos con Adrián Iaes. Y sí, también soy ultra piazzolleano y ya no me asusta el lunfardo!
Un abrazo desde Cancún.

Mastrocuervo dijo...

Ultrapiazzolleano y entendedor del lunfardo! Ya no te falta nada, tocayo, sos un tanguero de ley...

Un abrazo austral.