jueves, mayo 08, 2008

Una cuestión de plumas...



...y de huevos.

2 comentarios:

Matin dijo...

Estimado colega, ahora entiendo porqué les dicen cuervos...terminar de destruir un club que ya estaba en la ruina por motus propio.
Salud!

Miguel A. Mastroscello dijo...

Matin:

Dicen que nunca está más oscuro que antes de amancer, así que quizá River esté por empezar una recuperación.

Al final de 2006, después de un campeonato en el que Boca nos hizo 7 y River 5, los cuervos no íbamos a sospechar que ganaríamos el torneo siguiente y que un año más tarde estaríamos entreverados en la Copa.

Cada vez me convenzo más de que nada en el fútbol es exacto ni imposible. Quizá por eso es tan apasionante.

Abrazo cuervo.