domingo, noviembre 16, 2008

Un escualo en domingo

Los músicos que Astor Piazzolla seleccionaba para integrar sus conjuntos tenían una obvia condición común: un gran talento. Basta citar como ejemplos a unos pocos miembros de sus dos primeros grupos, que formó en 1957, la Orquesta de Cuerdas y el Octeto Buenos Aires: José Carli, Leopoldo Federico, Atilio Stampone, Horacio Malvicino, Enrique M. Francini y José Bragato, entre otros.

Fernando Suárez Paz, el violinista de la última formación del Quinteto Tango Nuevo (de 1978 a 1988) se formó en la Orquesta Sinfónica Nacional y tocó durante 17 años en la Filarmónica de Buenos Aires. Integró grandes orquestas típicas, como las de Troilo, Salgán, Mores y Stampone, entre otras agrupaciones.

Astor apreciaba de modo muy especial sus cualidades. A la vuelta de una agotadora gira por Europa con el Quinteto, Piazzolla viajó enseguida a New York invitado a hacer unas presentaciones con un grupo local. Un par de días más tarde telefoneó a Suárez Paz, que descansaba en Buenos Aires: "Tenés que venir urgente. El violinista es un tronco".

Tanto lo admiraba que compuso un tema para él, "Escualo" (a Astor le gustaba pescar tiburones) que se caracteriza por su dificultad acentuada por los constantes cambios de ritmo. Ya había escrito piezas para otros músicos suyos, como los contrabajistas Kicho Díaz y Héctor Console.

P & M trae hoy al Quinteto con el "Negro" Suárez Paz en el violín, tocando Escualo en un local porteño denominado "Shams", que estaba en Federico Lacroze casi esquina Cabildo. La grabación es de 1985, y muestra la "roña" de las actuaciones en vivo que el maestro prefería a las interpretaciones en estudios. Se lo ve allí, vistiendo de sport muy informal, suelto y de buen talante, disfrutando auténticamente del momento.



2 comentarios:

Urboterra dijo...

El negro Suarez Paz es el mejor, lejos. Para mí tiene mucha más pulenta que otros violinistas de Astor. Claro que soy un poco ignorante. Pero esto es para comentar en un blog y puedo ser todo lo subjetivo que quiera!!!
Awante SP.
Urbo

Miguel A. Mastroscello dijo...

Muy bueno y respetable lo suyo, joven Urbo, que comparto en grna medida. Aunque, en mi modesta opinión, el viejo Agri se la re-bancaba...